.
.
Índice Alfabético de Personajes:  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z


  Consultas habituales
- 
- 

  Biografia y vida de Harriet Tubman

Lugar de nacimiento y/o fecha de nacimiento: Harriet Ross Tubman; Bucktown, Dorchester, hacia 1820 - Auburn, Nueva York, 1913

Abolicionista estadounidense. Harriet Tubman creció en una numerosa familia de once hermanos, fruto del matrimonio entre Harriet Green y Benjamin Ross, ambos esclavos. Sus antepasados habían llegado a los Estados Unidos desde África a principios del siglo XVIII. Su amo, Edward Brodas, la llamó Araminta, pero ella adoptó el nombre de Harriet, como su madre

Harriet no recibió educación de ningún tipo; con cinco años ya trabajaba de criada y niñera. La mujer de su amo la tenía trabajando durante el día y por la noche debía vigilar que ninguno de los hijos lloraran. Por su condición de esclava pasó por toda clase de experiencia traumáticas y humillantes; hubo de ver incluso cómo dos de sus hermanas eran encadenadas. A los seis años empezó a trabajar con otro amo, el cual le enseñó a atrapar ratas y a tejer. En cierta ocasión, el amo la sorprendió cogiendo azúcar, y Harriet se escapó varios días para evitar el castigo. Al final, cansada y hambrienta, tuvo que volver y fue azotada

Harriet pasó su niñez trabajando en el servicio doméstico o en labores del campo. Ninguno de sus amos estaba contento con su forma de trabajar, por lo que en ocasiones se encontraba en apuros. Con doce o trece años, uno de los capataces se enojó con un esclavo que había abandonado el trabajo, y mandó a Harriet que le ayudara a azotarle. Ella se negó, e incluso ayudó al hombre a escapar. El capataz, al ver al hombre correr, intentó detenerle arrojándole un peso de dos libras, pero falló, y entonces golpeó fuertemente a Harriet, dejándola inconsciente. A causa de esta paliza, durante toda su vida sería propensa a mareos, vértigos y jaquecas; con frecuencia se quedaba dormida de forma inconsciente

Estos hechos aumentaron su fama de trabajadora ineficaz y rebelde. En 1844, su madre la obligó a casarse con un hombre negro libre llamado John Tubman, con el que vivió durante cinco años. No tuvieron ningún hijo. Entretanto, Harriet empezó a investigar el pasado de su familia. Para conocer la historia de su madre contrató los servicios de un abogado, el cual halló indicios de que su madre había sido libre durante un breve periodo porque un primer amo había muerto sin hacer provisión de ella. Aparentemente, nadie dijo a Harriet Green que era libre, y poco tiempo después volvió a ser esclava. Este descubrimiento obsesionó a Tubman, y acentuó todavía más su rechazo a toda forma de esclavitud

El año 1849 fue crucial en su vida. Su amo en ese momento era un hombre blanco joven que estaba enfermo, bajo el cuidado de un tutor. Al morir el amo se extendió el rumor de que el tutor planeaba vender todos sus esclavos, y Tubman decidió escaparse. Su marido se negó a acompañarla, pero dos de sus hermanos se fueron con ella. Tuvieron que viajar cientos de millas a través de Maryland, atravesar Delaware y llegar a Philadelphia. A lo largo de aquel viaje, Harriet contó con la inesperada e inestimable ayuda de hombres negros y blancos comprensivos. Cuando alcanzó el suelo libre tenía sensaciones entremezcladas: por un lado la dicha de la libertad, por otro el pesar de que toda su familia siguiese en el sur bajo el yugo de la esclavitud. Determinó que, de alguna manera, tenía que liberarlos

Su vida como mujer libre fue todo un cambio. En Philadelphia conoció a William Still, un hombre negro llamado el conductor en el grupo denominado Underground Rail. Este grupo de abolicionistas, cuáqueros y hombres blancos y negros había establecido una serie de casas, graneros, cuevas y escondrijos para que los esclavos fugitivos los utilizaran en su huida al norte y a la libertad. Tubman había sido ayudada por algunos miembros de Underground Rail en su huida y siguió aprendiendo más sobre el sistema de escondites con la ayuda de Thomas Garrett, de Wilmington

Tubman resolvió dedicarse tanto como pudiera a realizar escapadas al sur y ayudar a otros esclavos. Para ganarse la vida se empleó en un hotel, ya que la organización no pagaba ningún sueldo a sus agentes salvo en raras ocasiones. En diciembre de 1850 realizó el primero de sus viajes y logró rescatar a una de sus hermanas y a dos niños. En 1851 rescató a otro hermano y a su familia. También intentó rescatar a su marido, pero cuando lo encontró se había vuelto a casar y no estaba interesado en huir. A final de los años cincuenta había conseguido rescatar a casi trescientas personas

Después de que el Congreso aprobara la Ley de los Esclavos Fugitivos en 1850, en la cual se requería a los estados del Norte que hicieran retornar a los esclavos que habían huido, su trabajo se complicó. Harriet comenzó entonces a llevar a los fugitivos a St. Catharines, en Ontario, Canadá. Desde allí realizó unos once viajes, y en 1857 llevó a cabo uno de sus rescates más importantes, el de sus propios padres

En las incursiones de salvamento, Harriet era muy precavida y astuta, tanto que en 1857, en Maryland, se puso un precio de cuarenta mil dólares a su cabeza. Su éxito se basaba en la inteligencia, en la planificación de la operación y en la determinación a la hora de realizar los viajes. Llevaba somníferos para dormir a los bebés, evitando así que llorasen, y solía llevar una pistola, no para defenderse de sus potenciales enemigos, sino para espolear a los fugitivos fatigados o miedosos que no querían continuar. "Vivir en el norte, o morir aquí", les decía en tales momentos. Utilizaba mensajes secretos para anunciar su llegada. Incluso en cierta ocasión, Harriet y sus fugitivos cogieron astutamente un tren en dirección al sur, ya que nadie iba a pensar que se estaban escapando si iban en esa dirección. Harriet era una mujer baja, de color muy oscuro y con pocos dientes; siempre vestía recordando su pasado de esclava, y el hecho de que se quedara dormida de pronto daba la impresión equivocada de que era una mujer frágil


Harriet Tubman (izquierda) con un
grupo de esclavos rescatados

Durante la década de 1850 su fama creció entre los abolicionistas. Viajó a Nueva Inglaterra, donde conoció a Ralph Waldo Emerson, a Frederick Douglass, a Gerrit Smith y a Thomas W. Higginson. En 1857 otro partidario de la causa abolicionista, el senador por Nueva York y Secretario de Estado William Seward, le vendió en condiciones muy favorables la tierra para construirse su casa. Estaba situada en Auburn, en el estado de Nueva York.

A finales de los 50 conoció a John Brown. Brown viajaba por las comunidades negras del Canadá para contratar reclutas, con la idea de atacar el arsenal federal que estaba en el trasbordador de Harpers e iniciar una sublevación masiva. Tubman aprobaba el plan de la insurrección y decidió ayudarle, pero una repentina enfermedad se lo impidió. Al conocerse, ambos sintieron mutua admiración: Harriet pensaba que Brown era la personificación de Jesucristo por su forma de ayudar a los esclavos fugitivos, y él decía a menudo que ella era en realidad el General Tubman

En la primavera de 1860, camino de una reunión abolicionista que se celebraba en Boston, y atravesando Troy (Nueva York), supo que en esa ciudad los federales habían descubierto a un fugitivo y se proponían devolverlo. Tubman luchó hasta conseguir la libertad del fugitivo. Ese mismo año viajó a Maryland, pero el país estaba a punto de entrar en la Guerra de Secesión y se prohibió a los abolicionistas los viajes al sur. En la primavera de 1861 siguió a las tropas del general Benjamin Butler de Massachussets en su marcha hacia el sur para defender Washington. En mayo de 1862 llevó una carta del gobernador de Massachussets al general David Hunter, que se hallaba en Carolina del Sur; el gobernador proporcionaba ayuda para la guerra. Al principio trabajó como enfermera y posteriormente como espía; participó además en varias incursiones y condujo en julio de 1863 la expedición del río Combahee

En 1864 regresó a Auburn por problemas de salud de sus padres, y ya cerca del final de la guerra, viajó a Virginia para trabajar durante un breve tiempo en la fortaleza Monroe. Al finalizar la guerra se estableció definitivamente en Auburn. A pesar de su pobreza y de su analfabetismo, dedicó su tiempo a obtener dinero para la educación de los antiguos esclavos, reunió ropa para los niños pobres y ayudó a los ancianos incapacitaos para el trabajo. Eventualmente acogió en su propia casa a pobres y ancianos. Con la ayuda de la Iglesia Episcopal y Metodista Africana de Auburn, se abriría en 1908 en la misma ciudad la Casa Harriet Tubman, que acogería a ancianos e indigentes de color

En 1869 Tubman se casó con un antiguo esclavo y ex soldado del ejército de la Unión, Nelson Davis (John Tubman había fallecido años antes). En ese mismo año, su amiga Sarah Bradford publicó su biografía: Escenas en la vida de Harriet Tubman. Con la publicación de este libro pudo terminar de pagar su casa, pero seguiría teniendo problemas financieros el resto de su vida. Durante dos décadas muchos de sus amigos y aliados intentaron convencer al gobierno de que diera a Tubman una pensión por sus servicios durante la Guerra de Secesión. Pero no fue hasta 1890, tras la muerte de Nelson Davis, cuando le fue concedida una pequeña pensión por los servicios que su marido había prestado al país

Durante el período posterior a la guerra, Tubman estuvo también activa trabajando en los derechos de la mujer e intentando conseguir el sufragio universal. Para ello colaboró con Susan B. Anthony y otras feministas. Su fama había llegado en esa época hasta Europa, e incluso la reina Victoria le envió un presente y la invitó a pasar una temporada en Inglaterra. Falleció en Auburn el 10 de marzo de 1913, y el ejército le rindió honores en un entierro de carácter militar. Al año siguiente, la ciudad de Auburn le dedicó un monumento en el jardín del Palacio de Justicia del Condado.

Quizas tambien te interece: William Tubman

(William Vacanarat Shadrach Tubman; Harper, 1895 - Londres, 1971) Político liberiano. Presidente del país entre 1944 y 1971, está considerado como el creador de la moderna Liberia

Sus antepasados eran esclavos liberados, que emigraron de Georgia y se establecieron en Liberia a mediados del siglo XIX. Su padre, un reverendo metodista, fue elegido como portavoz de la Cámara de Representantes del país y más adelante, fue senador. Los padres de Tubman eran muy religiosos y muy disciplinarios: obligaban a sus seis hijos a rezar a diario y a acudir una vez a la semana al servicio religioso. Tubman acudió al seminario Cape Palmas y a la Universidad de Cuttington. También estuvo en la milicia liberiana, en la que alcanzó el rango de coronel. Participó en diversos enfrentamientos entre las fuerzas americo-liberianas del gobierno y los indígenas.

Después de su ordenación como ministro metodista en 1914, Tubman comenzó a dar clases en el seminario dónde él había estudiado, al tiempo que estudiaba leyes. En 1919 fue designado abogado del condado, y pronto se difundió su fama de buen abogado así como su capacidad y elocuencia en los juicios. Daba asesoramiento jurídico de forma gratuita a clientes que no podían pagar sus honorarios, con lo que se ganó la amistad de multitud de personas que a lo largo de su carrera política le devolvieron el favor ayudándole en su momento

Tubman entró a formar parte del Partido True Whig, el cual llevaba en el poder desde 1878. En 1923, a los 28 años de edad, se convirtió en el senador más joven de la historia liberiana. Al año siguiente fue reelegido para otros seis años, con lo cual fue senador hasta 1929. La carrera política de Tubman sufrió un revés con el escándalo de la isla de Fernando Po. En 1930, una Comisión de la Liga de Naciones concluyó que Liberia, que era miembro de esta Liga, era culpable de vender a sus propios ciudadanos como esclavos a los plantadores de cacao establecidos en la isla española de Fernando Po. Estos hechos provocaron las dimisiones del presidente de Liberia, Charles D. B. King, y del vicepresidente, Allen N. Yancy. Tubman, que había servido como asesor jurídico al vicepresidente, dimitió de su cargo de senador en 1931

A pesar de todo, este incidente lo dio la oportunidad de conocer y profundizar en el sistema político liberiano, cuando tuvo que defender legalmente a los políticos que estaban implicados. Tubman volvió al senado en 1934 pero volvió a dimitir tres años más tarde, cuando fue designado asociado de justicia del Tribunal Supremo. Sin embargo, sus responsabilidades en el Tribunal Supremo no lo imposibilitaron para sus actividades dentro del Partido True Whig. En 1943, Tubman fue elegido como décimo octavo presidente de Liberia. Fue el primero de sus siete mandatos consecutivos.

Con la investidura de Tubman en enero de 1944, se inició una época de importantes cambios políticos, económicos y sociales. Desde principios del siglo XIX, la sociedad de Liberia había estado dividida en dos sectores separados. Por un lado estaban los americo-liberianos, que descendían de esclavos americanos liberados, los cuales habían empezado a llegar al país en 1822. Por otro lado, estaba el grupo indígena que había nacido en el país. Aunque constituía solamente un porcentaje pequeño de la población total, los americo-liberianos pronto se habían convertido en la clase dominante, además de asumir el poder como élite social y política

Tubman introdujo dos políticas decisivas que constituyeron los pilares de su administración: la política de puertas abiertas y la política de unificación nacional. La inversión extranjera en el país, la apertura al comercio exterior y la explotación de los recursos naturales de Liberia fueron las consecuencias de la aplicación de la política de puertas abiertas. Tubman intentó sacar del aislamiento al que había estado sometido el país por culpa de acciones realizadas en mandatos anteriores, las cuales, además aislaron al colectivo indígena del desarrollo económico y de la modernización.

La política de unificación nacional instituida por Tubman fue dirigida a mejorar las relaciones políticas y sociales entre la minoría de americo-liberianos y la mayoría indígena. En su primera intervención, el presidente condenó la explotación de la población indígena y se comprometió a mejorar sus oportunidades políticas y educativas. La constitución fue enmendada para ampliar el sufragio a las mujeres y a la mayoría étnica. Los indígenas tuvieron representación en la legislatura y alguno de ellos tuvo cargos en el gabinete del gobierno. Tubman también viajó extensamente al interior del país, creando contactos personales con los jefes y el pueblo para conocer sus necesidades y problemas directamente

Liberia experimentó un rápido desarrollo económico entre los años 50 y 60 como resultado de la inversión extranjera y de la asistencia económica y técnica. Se concedió la explotación de los recursos naturales del país a ciertas compañias internacionales. Se empló a muchos liberianos en las minas y plantaciones lo que produjo un rápido crecimiento de las ciudades. Los precios de las exportaciones de materias primas, como hierro y caucho, también crecieron perceptiblemente.

Entre 1950 y 1970, el producto interior bruto del país pasó de ser de 48 millones de dólares a más de 400 millones de dólares, y el presupuesto público aumentó a de 14 millones a más de 60 millones de dólares. Con esta prosperidad económica pudieron construirse las escuelas, puentes, mercados y hospitales que tanto necesita el país. Monrovia, la capital, que en 1939 era una pequeña población costera de 12.000 habitantes, se transformó en una capital importante de 134.000 habitantes en 1970.

Pero la política de puertas abiertas de Tubman también tuvo sus inconvenientes. La mayoría de las empresas que controlaban la economía del país eran de capital extranjero, debido a las facilidades legales que se crearon para la captación y establecimiento de inversionistas extranjeros. Además no había una aplicación escrupulosa del pago de los impuestos y no se controlaba que las multinacionales extranjeras emplearan debidamente a los liberianos. En general, contrataban a personal no cualificado al que no formaban. A esto se unía el hecho de que los altos cargos de estas compañías eran copados por extrenjeros.

En los últimos años de la década de los 60, Liberia tuvo que hacer frente a problemas económicos, debido a que entró en un período de estancamiento económico. Los precios del mineral de hierro y del caucho decayeron, y aunque Tubman tomó medidas austeras, la corrupción entre los oficiales y cargos del gobierno puso en peligro el tesoro nacional.

A lo largo de su mandato, Tubman había consolidado diestramente su posición política, quitándole poder a la minoría americo-liberiana y entregándole más capacidad política a la mayoría indígena. De esta forma su posición llegó a ser más segura, y nunca toleró ningún desafío a su autoridad, utilizando la policía, el ejército y a las fuerzas de seguridad para calmar la oposición que pudiera suscitar su política. Las elecciones se convirtieron en una mera formalidad en un sistema de gobierno que se cimentaba sobre el partido único

Liberia fue uno de los pocos países africanos que era independiente al finalizar la Segunda Guerra Mundial, y Tubman se convirtió en uno de los principales portavoces que proclaman la independencia africana. Utilizó diversos foros internacionales para llamar la atención sobre la lucha por la descolonización y eliminar la discriminación racial en África. En 1960, Liberia se convirtió en el primer país africano en tener un asiento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y nueve años más tarde, el delegado liberiano en las Naciones Unidas, Angie Brooks-Randolph, se convirtió en el primer presidente africano de la Asamblea General de las Naciones Unidas

A nivel continental, Tubman participó en diversas conferencias interafricanas, pero la más destacada fue la conferencia de Monrovia de 1961, en la cual se reunieron el número más alto de países africanos. En esta conferencia se abogó por la cooperación y la unificación entre los estados africanos y desempeñó un papel importantísimo en la creación de la Organización para la Unidad Africana en mayo de 1963.

A través de su larga estancia en el poder, William V. S. Tubman demostró ser un político consumado, astuto y tenaz. Aunque el Partido True Whig fue el único partido político legítimo durante su mandato y aún estaba dominado en muchos de sus cargos por americo-liberianos, además de seguir instalados en muchas de las posiciones dominantes del gobierno, la judicatura y la burocracia, Tubman abrió las puertas de la política y de la educación a la población indígena. Afable, accesible y con una personalidad dinámica, Tubman fue en gran parte el responsable de la modenización de Liberia

  Biografia publicada el 2010-08-06. Ha recibido hasta ahora 2108 visitas
Compartir:
 

      Biografias recomendadas
Terelu CamposElena RogerGary Sinise
Isabel MacedoGeri HalliwellLucero
 
  Vea también
(William Vacanarat Shadrach Tubman; Harper, 1895 - Londres, 1971) Político liberiano. Presidente del país entre 1944 y 1971, está considerado como el creador de la moderna LiberiaSus antepasados eran ...
(Norwich, 1802-Ambleside, Westmorland, 1876) Escritora británica. Preocupada por la situación de las clases populares, es autora de ensayos (Rebelión, 1826; Aclaraciones sobre la economía política, 18...
(Henriette Constance Smithson, Ennis, 1800-París, 1854) Actriz irlandesa. Celebrada actriz shakesperiana, trabajó en Londres y en París. En 1833 casó con H. Berlioz y abandonó la escena
  Comentarios
   
     
.
Contacto - Enlaces de interés - Biografías cortas - Recetas de postres - Remedios caseros - Jugos caseros | Politicas de privacidad